El vinagre y los babilonios

Creado por in Uncategories on ago 5, 2016 .0Comentarios
El vinagre y los babilonios

El vinagre y los babilonios

Se tiene registros de que los babilonios produjeron vinagre  alrededor de los año 2.000-500 AC,  a partir de la palmera datilera.  Hoy en día, se mantiene esa tradición, y cada palmera  puede producir 360 litros de vinagre de datiles.

El dátil (fruto) contiene azúcares del cual se producía y produce una “miel de dátiles”.  Como bien se sabe, mientras que se tenga  una fuente de azúcar, cualquiera que esta sea, se puede producir alcohol y posteriormente vinagre.

También es posible extraer azúcares de la savia de la palmera datilera. El método que los babilonios utilizaban, consistía en esperar el florecimiento de la palmera, se punza al tronco y así se obtiene la materia prima para el “VINO DE PALMA”, el cual contiene suficiente alcohol para producir el vinagre. Se especula que este método utilizado por los babilonios  para obtener la savia, es una tradición que pervive en Arabia Saudita. 

Otra de las formas en las que se hacía vinagre es a partir de la cerveza, de hecho se sabe que había un dicho entre los babilonios que decía que “cuando la cerveza  se avinagra vaga hacia la cocina” es decir, que cuando la cerveza u otro liquido  alcohólico se fermentaba, se le encontraba uso en la cocina.

Así pues, la relación entre el alcohol y el vinagre era bien conocida. 

Pero más allá, se les atribuye haber descubierto múltiples usos para el vinagre. Algunas de las innovaciones más interesantes que desarrollaron fue la adición de hierbas y especias, con el fin de modificar el aroma y el sabor del VINAGRE.  Infusionaban  estragón, ruda, lavanda, apio, menta, absintio, y azafrán.  Pero más allá de una variedad en el aroma y el sabor, estas infusiones de vinagre contribuían al poder de conservante del vinagre cuando este era utilizado para encurtir (o escabechar) vegetales y carnes. 

En nuestro próximo Blog hablaremos del VINAGRE Y LOS ASIRIOS.

(Adaptado del Libro VINEGAR, de Lawrence J. Diggs, San Francisco, 1989)